El método científico

El 11 de febrero es el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Para celebrarlo hemos preparado esta aproximación al método científico con una jovencísima investigadora como protagonista.

Paso 1: Observar el mundo

Antes de elaborar hipótesis o de realizar experimentos algo tiene que haber llamado poderosamente nuestra atención y esto ocurre mientras observamos el mundo. Usamos el método científico cuando no sabemos por qué o cómo está ocurriendo algo y necesitamos descubrir la respuesta.

Paso 2: Plantear preguntas

Después, debemos hacernos preguntas basadas en nuestras observaciones, como, por ejemplo: ¿por qué está ocurriendo esto? ¿Por qué sucede de esta forma? ¿Por qué no de esta otra? A veces, este paso, el de formular las preguntas aparece como el primero en el método científico, y las observaciones como segundo. Pero en realidad, tanto las observaciones como las preguntas tienden a suceder aproximadamente al mismo tiempo, ya que cuando un suceso nos desconcierta inmediatamente nos planteamos “¿por qué ocurre?”.

Paso 3: Formular una hipótesis

Una hipótesis es una proposición aceptable para explicar los fenómenos que ocurren en base a observaciones anteriores. Responde a la pregunta planteada en el paso anterior. Las hipótesis pueden ser específicas o más generales dependiendo de la pregunta que se haga, pero todas las hipótesis deben ser verificables mediante la recopilación de pruebas que puedan medirse. Si una hipótesis no es verificable, es imposible realizar un experimento para determinar si la hipótesis está respaldada por evidencia.

>

Paso 4: Diseñar y realizar experimentos

Después de formular una hipótesis, debemos configurar y realizar un experimento para probar su validez. Los experimentos son observaciones o mediciones sistemáticas, preferiblemente realizadas en condiciones controladas, es decir, en condiciones en las que cambia una sola variable.

Paso 5: Aceptar o modificar la hipótesis

Un experimento correctamente diseñado y ejecutado nos permite determinar si la hipótesis original es válida. En cuyo caso, podemos continuar con el paso 6. Los experimentos a menudo demuestran que la hipótesis es incorrecta o que debe modificarse, y entonces necesitaremos seguir con nuestra investigación desarrollando nuevos experimentos.

Paso 6: Desarrollo de una ley y/o teoría

Si los resultados son lo suficientemente reproducibles (es decir, confiables) podemos elaborar una ley, una descripción verbal o matemática de un fenómeno que permita elaborar predicciones generales.
Mientras que una ley establece solo lo que sucede, una teoría intenta explicar por qué la naturaleza se comporta como lo hace. Es poco probable que las leyes cambien mucho con el paso del tiempo a menos que se descubra un error experimental importante. En contraste, una teoría, por definición, está incompleta, y evoluciona con el tiempo para explicar los nuevos hechos a medida que se descubren.

Debido a que podemos empezar el ciclo que se muestra en la FIGURA en cualquier momento, la aplicación real del método científico puede tomar formas diferentes. Por ejemplo, podemos comenzar con una hipótesis surgida tras la lectura del trabajo realizado por otros científicos en nuestro campo de estudio, en lugar de hacer observaciones directas.

Share your thoughts